Table of Contents Table of Contents
Previous Page  32 / 40 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 32 / 40 Next Page
Page Background

a Ley de Impuesto a la Renta (LIR), consagra el principio de la

renta de fuente mundial en virtud del cual, toda persona natural

o jurídica domiciliada o residente en el país, se encuentra obligada a

pagar impuestos sobre todas sus rentas, ya sea que el origen de éstas

se encuentre dentro del territorio nacional como fuera de él. Por el

contrario, las personas naturales o jurídicas no residentes en Chile

están sujetas a pagar impuestos sólo sobre sus rentas cuya fuente esté

dentro del país.

El sistema tributario chileno establece los siguientes impuestos

generales a la renta:

• Impuesto de Primera Categoría, que grava las rentas del sector

productivo y financiero (actividades industriales, agrícolas,

inmobiliarias, construcción o comerciales, ganancias de capital,

rentas, etc.)

• Impuesto de Segunda Categoría que grava las rentas provenientes

del trabajo dependiente e independiente (como sueldos y

honorarios)

• Impuesto Global Complementario, que grava las rentas totales

de las personas naturales con domicilio y residencia en Chile

(sea por sueldos, honorarios o remuneraciones o rentas de otro

origen)

• Impuesto Adicional, similar al anterior, pero que grava a los no

residentes ni domiciliados en Chile, sean personas naturales o

jurídicas, por sus rentas de fuente chilena

Actualmente la tasa del Impuesto de Primera Categoría asciende

al 22,5% y para el año 2016 será del 24%. A contar del año 2017

la tasa variará según el régimen impositivo al que se acojan los

contribuyentes de conformidad con las modificaciones introducidas

por la Ley No 20.780, según sea el sistema de renta atribuida, en cuyo

caso la tasa será del 25%, o bien, el sistema parcialmente integrado,

con tasa del 25,5% para el 2017 y del 27% para el 2018 en adelante.

El régimen de renta atribuida implica que todas las utilidades de

una empresa en el ejercicio, gravadas con el impuesto de Primera

Categoría, son atribuidas a los dueños directos o indirectos de la

misma, sean personas naturales residentes y domiciliadas en Chile

o en el extranjero o personas jurídicas extranjeras, en la proporción

correspondiente a su participación, debiendo tributar con los

impuestos finales (Global Complementario o Adicional), aun cuando

no hayan retirado ni recibido utilidades desde la empresa.

En la modalidad de régimen parcialmente integrado, se mantendrá

en parte el actual régimen impositivo, en que los dueños directos de

la empresa tributarán sobre la base de renta percibida, es decir, sólo

una vez efectuado el retiro o recibido el dividendo distribuido por la

empresa, de modo que las utilidades generadas por ésta, en cuanto

no sean repartidas a sus dueños, sólo pagan el impuesto de primera

categoría.

Los contribuyentes personas naturales, con domicilio y residencia

en Chile, quedan afectos a un impuesto anual a la renta de tasa

progresiva que va del 0% al 42% (tasa máxima que disminuirá al

35% a partir de 2017) y en contra de la cual podrá imputarse como

crédito el 100% del impuesto de Primera Categoría pagado por la

empresa generadora de las utilidades retiradas por éste o que le

hayan sido distribuidas.

Por su parte, los contribuyentes no residentes ni domiciliados en

Chile, tributan sobre las rentas efectivas retiradas o distribuidas, con

tasa del 35%, por concepto de impuesto Adicional, en contra del cual

tienen derecho a imputar como crédito el equivalente al monto del

Impuesto de Primera Categoría efectivamente pagado por la empresa

de que se trate, de forma tal que la carga tributaria total no supere un

35% por cada peso de utilidad obtenido a.

A contar del año 2017, el tratamiento del crédito por el Impuesto

de Primera Categoría al que tienen derecho los contribuyentes del

Impuesto Global Complementario o Adicional, variará según el

régimen de tributación al que se acoja la empresa generadora de

las rentas. La imputación del crédito contra los impuestos finales

será total respecto de aquellas utilidades provenientes del régimen

de renta presunta y parcial, respecto de aquellas originadas bajo el

sistema parcialmente integrado.

Política Tributaria

L