Español   /   English

1040

Chile

Ley Sanna

Introducción

Con fecha 30 de diciembre de 2017 se publicó en el Diario Oficial la Ley No 21.063 que crea el Seguro para el Acompañamiento de los Niños y las Niñas, también conocida como “Ley Sanna”, que establece un seguro para los trabajadores que sean padres o madres de niños afectados por una condición grave de salud.

Naturaleza del Beneficio

Se crea un seguro obligatorio para que los trabajadores que sean padres o madres de niños afectados por una condición grave de salud puedan ausentarse justificadamente de su trabajo durante un tiempo determinado para prestarles atención, acompañamiento y/o cuidado personal, recibiendo durante dicho período un subsidio que reemplace –total o parcialmente- su remuneración.

Beneficiarios del Seguro

Son beneficiarios del Seguro los trabajadores que sean padres de un niño o niña, que se encuentre afectado por una condición grave de salud, según lo establecido en el artículo 7° de la Ley N°21.063 (ver punto nº6)

Financiamiento del seguro

La Ley N°21.010 establece una cotización del 0.03% de las remuneraciones imponibles de los trabajadores, de cargo del empleador, la que será destinada a la creación del fondo que financiará el seguro.

La cotización referida será implementada gradualmente, de acuerdo a los siguientes porcentajes, y en los períodos que se indican a continuación:

– Un 0,01% desde el 1 de abril y hasta el 31 de diciembre de 2017.
– Un 0,015 desde el 1 de enero y hasta el 31 de diciembre de 2018.
– Un 0,02 desde el 1 de enero y hasta el 31 de diciembre de 2019.
– Un 0,03 a partir del 1 de enero de 2020.

De los requisitos para ser beneficiarios del seguro

En cuanto a los requisitos que deben cumplir estos trabajadores para efectos de acceder al seguro, se indica que corresponderá al padre o la madre trabajadores de un niño mayor de un año y menor de quince o dieciocho años de edad, según corresponda, cuya salud haya sido afectada por una condición grave de salud. Se añade que también podrán ser beneficiarios los trabajadores que tengan a su cargo el cuidado personal del niño aquejado por la enfermedad, por resolución judicial.

Requisitos para acceder al seguro

La Ley exige el cumplimiento de los siguientes requisitos:

– Estar afiliados al seguro.

– Tener una relación laboral vigente a la fecha de inicio de la licencia médica y registrar, a lo menos, ocho cotizaciones previsionales mensuales, continuas o discontinuas, en los últimos veinticuatro meses anteriores a la fecha de inicio de la licencia médica. Las tres últimas cotizaciones más próximas al inicio de la licencia deberán ser continuas.

– Contar con una licencia médica emitida por el médico tratante del menor, en la que se certifique la ocurrencia de alguna de las condiciones graves de salud que dan derecho a gozar del beneficio.

– Adicionalmente, existen requisitos específicos dependiendo de la patología o el estado de salud concreto que se invoca.

Contingencias protegidas por el seguro

De acuerdo al artículo 7 de la referida ley N°21.063, se entenderán como condición grave de salud las siguientes afecciones:

– Cáncer, en los casos de niños mayores de un año y menores de dieciocho años de edad.

– Trasplante de órgano sólido y de progenitores hematopéyicos, en los casos de niños mayores de un año y menores de dieciocho años de edad.

– Fase o estado terminal de vida, en los casos de niños mayores de un año y menores de dieciocho años de edad.

– Accidente grave con riesgo de muerte o de secuela funcional grave y permanente, en los casos de niños mayores de un año y menores de quince años de edad.

La cobertura respecto a cada una de estas enfermedades o estados de salud será gradual, de forma que la cobertura íntegra se dará recién a partir del 1 de diciembre de 2020.

Licencia médica

La licencia médica será otorgada al trabajador o trabajadora por el médico tratante del menor y en ella deberá certificarse la ocurrencia de alguna de las condiciones graves de salud que contempla la ley.

Esta licencia médica se otorgará por períodos de hasta quince días, salvo en los casos en que la licencia se otorgue por media jornada. Las licencias médicas pueden ser prorrogadas por períodos iguales, sea en forma continua o discontinua.

Con todo, la suma de los días correspondientes a cada licencia no podrá exceder de los plazos que se indican previamente.

Por otra parte, en el caso de accidente grave con riesgo de muerte o de secuela funcional grave y permanente, la licencia médica sólo podrá otorgarse a partir del día décimo primero de ocurrido el accidente.

Uso del permiso

La normativa establece topes dependiendo de la enfermedad o aflicción de que se trate:

– Respecto a los casos de Cáncer, el permiso tendrá una duración de hasta noventa días, dentro de un período de doce meses, contados desde el inicio de la primera licencia médica.

– En los casos de trasplante de órgano sólido y de progenitores hematopoyéticos tendrá una duración de hasta noventa días, contados desde el inicio de la primera licencia médica.

– Casos de fase o estado terminal de la vida durará hasta producido el deceso del hijo o hija.

– En cuanto al permiso para cada trabajador por accidente grave tendrá una duración máxima de hasta cuarenta y cinco días, en relación al evento que lo generó, por cada hijo afectado por esa condición grave de salud, contados desde el inicio de la primera licencia médica.

Si el padre y la madre son trabajadores con derecho al Seguro podrán hacer uso del permiso conjunta o separadamente, según ellos lo determinen.

Los permisos podrán usarse por media jornada en aquellos casos en que el médico tratante prescriba que la atención, el acompañamiento o el cuidado personal del menor pueda efectuarse bajo esta modalidad. Para efectos del cálculo de la duración del permiso se entenderá que las licencias médicas otorgadas por media jornada equivalen a medio día.

Durante el uso del permiso se aplicará lo dispuesto en el inciso tercero del artículo 161 del Código del Trabajo, es decir, no se podrá desvincular por la causal de “Necesidades de la Empresa” y/o “Desahucio escrito del empleador”.

Cuando ambos padres sean trabajadores con derecho a las prestaciones del Seguro, cualquiera de ellos podrá traspasar al otro la totalidad del permiso que le corresponde, respecto de los casos establecidos en las letras a) y b) del artículo 7°.

En los casos que el padre y la madre sean trabajadores con derecho a las prestaciones del Seguro y uno de ellos tenga el cuidado personal del hijo o hija otorgado por resolución judicial, este último tendrá derecho a la totalidad del período de permiso que corresponde a ambos padres.

Otras modificaciones que introduce la ley

Adicionalmente, la Ley N° 21.063 introduce modificaciones al artículo 199 bis del Código del Trabajo, incorporando principios como la co-responsabilidad parental, modificación de los rangos de edad que dan derecho al permiso que ahí se establece, entre otros.

Vigencia

La presente Ley entró en vigencia el 30 de diciembre de 2017, fecha de su publicación en el Diario Oficial, sin perjuicio de las reglas especiales que contempla la referida norma.

Contacto

En caso de requerir más información sobre este tema, puede contactarse  con el abogado Claudia Godoy cgodoy@jdf.clo Alfred Sherman, asherman@jdf.cl