Publicaciones

Ley al día

Se promulga Ley que modifica el Código del Trabajo en materia de trabajo a distancia y teletrabajo

25 Mar 2020

Introducción

Con fecha 24 de marzo del 2020, el Presidente de la República promulgó la Ley que modifica el Código del Trabajo en materia de trabajo a distancia y teletrabajo.

Esta Ley establece una nueva forma de trabajo en virtud de la cual el empleador y los trabajadores celebran un acuerdo, mediante el cual estipulan que éstos últimos puedan desarrollar sus funciones a distancia, con el objeto de introducir flexibilidad laboral cuando las necesidades de la empresa así lo requieran y/o en situaciones excepcionales, como la actual emergencia sanitaria por brote de COVID-19; otorgando alternativas a los trabajadores y seguridades de empleo.

Las principales disposiciones que contempla son las siguientes:

1. Es un contrato especial, no obstante, prevé los mismos derechos individuales y colectivos que detenta cualquier otro trabajador. En este sentido, con esta nueva forma de trabajo, igualmente, existe el deber de velar por la seguridad y salud de estos en su lugar de trabajo, y, además, no puede implicar un menoscabo a los derechos consagrados por ley, en especial, en materia de remuneraciones.

2. La regla general es que las partes puedan definir previamente un lugar fijo de trabajo. Excepcionalmente, se puede acordar que el trabajador escoja libremente el lugar. En ambos casos, el trabajador siempre tendrá derecho de acceder a las instalaciones de la empresa, y, por su parte, el empleador, para acceder al domicilio del trabajador, requerirá autorización.

3. En el acuerdo entre el trabajador y el empleador, deberá definirse la propiedad de los instrumentos tecnológicos que se utilicen. Con todo, el trabajador no estará obligado a utilizar elementos de trabajo que sean de su propiedad y el empleador deberá soportar los costos de operación y mantenimiento, sin que estos constituyan remuneración.

4. La prestación de los servicios bajo esta forma se puede revertir, total o parcialmente, incluso de manera unilateral, en el caso de que el trabajo haya nacido bajo la modalidad presencial.

5. Se faculta a las partes para pactar la libre distribución de la jornada laboral, en la medida que se respeten los tiempos mínimos y máximos establecidos. Sin embargo, igualmente pueden pactar que la jornada no tendrá limitación. En esta última situación, se asegura al trabajador el derecho a la desconexión durante un periodo mínimo de 12 horas continuas.

Contacto

En caso de que requiera información adicional sobre esta materia, puede contactar a: Alfred Sherman (asherman@jdf.cl) y/o Felipe Ovalle  (fovalle@jdf.cl).