Publicaciones

Covid-19

Dictamen 1283/006 Dirección del Trabajo (DT)

En virtud de este Dictamen, de fecha 26 de marzo de 2020, la DT emite un pronunciamiento sobre los efectos de las medidas dispuestas por la Resolución Exenta N°202/2020 del MINSAL, esto es, aquellas que establecen restricciones de desplazamiento y medidas de aislamiento. 

En particular, expone que los actos de autoridad, consistentes en cordones sanitarios, cuarentenas y toque de queda, en la medida que se cumplan los demás requisitos, son constitutivos de fuerza mayor, para los efectos del cumplimiento de las obligaciones que emanan de la relación laboral entre empleador y trabajador. 

Esta calificación tiene distintas consecuencias, a saber:

  1. Las partes se encuentran exoneradas de cumplir las obligaciones recíprocas que emanan del contrato de trabajo. De esta forma, el empleador no estará obligado a otorgar el trabajo convenido y pagar la remuneración, y el trabajador no estará obligado a prestar sus servicios Esta situación, no significa el término de la relación laboral, sino una suspensión de esta. Lo anterior no será aplicable respecto de aquellos trabajadores que realicen labores indispensables y esenciales para la población, para lo cual se deberán disponer los documentos o autorizaciones exigidos por la autoridad para su desplazamiento y cumplir sus labores.
  2. Para aquellos trabajadores que no se encuentran en la situación de excepción previamente descrita, se deben distinguir tres casos:
    1. Trabajadores cuya jornada comienza después de iniciado el toque de queda, pero que ingresan antes al lugar de trabajo, esperando que comience su turno, para no infringir esta orden y por disposición del empleador. Bajo este presupuesto, el tiempo de espera se considera como jornada de trabajo, por lo tanto, genera derecho a remuneración. 
    2. Trabajadores que, luego del cumplimiento de su jornada laboral, se encuentran a la espera del levantamiento del toque de queda. En estas circunstancias, el tiempo posterior que permanece en la empresa sin ejecutar labores, no se considera jornada de trabajo, por ende, no otorga derecho a remuneración.
    3. Trabajadores que, con motivo de la orden de autoridad, no ingresan al lugar de trabajo a prestar sus servicios. En tal evento, el empleador no estará obligado al pago de la remuneración.
  3. Por último, tratándose de la asignación por concepto de movilización, si se encuentra pactada, individual o colectivamente, deberá estarse a ello. No obstante, la DT considera que tal asignación debe pagarse solo a aquel trabajador que se haya presentado en el lugar de trabajo.