Publicaciones

Covid-19

Dictamen N°1239/005 Dirección del Trabajo (DT)

El presente Dictamen, de fecha 19 de marzo de 2020, viene a complementar la doctrina contenida en el Dictamen N°1116/004 anterior, con motivo de la emergencia sanitaria provocada por el brote de COVID -19. 

Los aspectos tratados a través de este pronunciamiento son los siguientes: 

  1. Permisos para que los trabajadores se realicen exámenes por COVID-19. El Dictamen reitera la necesidad de otorgar permisos a los trabajadores, por el tiempo que sea necesario, para que concurran a un centro asistencial, a fin de recibir un diagnóstico o las prestaciones médicas correspondientes.
  2. Sistematización de medidas alternativas. Se efectúa una sistematización de medidas alternativas que se proponen para mantener la estabilidad en el empleo, la continuidad laboral y evitar contagios. A saber: 
    1. Prestación de servicios a distancia o teletrabajo, cuando sea posible. 
    2. Pactos de horarios diferidos de ingreso y salida. 
    3. Concesión de feriado colectivo a todos los trabajadores de la empresa, un establecimiento o parte de ella. 
    4. Anticipación de feriado anual. 
    5. Convenir la distribución de trabajo en turnos, con el propósito de limitar la cantidad de trabajadores que comparten un mismo espacio. 
    6. Pactar medidas destinadas a evitar aglomeración en lugares de trabajo.
    7. Limitar la cantidad de usuarios o clientes, en aquellos casos en que existe atención directa al público.
  3. Se reitera la necesidad de disponer medidas para proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores. 
  4. Posibilidad de que el trabajador interrumpa sus labores frente a un riesgo grave e inminente para su vida o salud. El Dictamen aclara que esta situación podría estar justificada, pero en la medida que el empleador no adopte las medidas dictadas por la autoridad sanitaria para prevenir el contagio del COVID-19. 
  5. Cierre de empresas o establecimientos en forma transitoria por orden a la autoridad. Si bien el Dictamen no lo señala textualmente, deja entrever que, en tales casos, al no existir prestación de servicios, como consecuencia del cierre de la empresa o establecimiento por orden de la autoridad, se podría configurar una situación de “fuerza mayor”. Esto en principio, liberaría a las partes de sus obligaciones correlativas, quedando el trabajador liberado de prestar servicios y la empresa eximida de pagar la remuneración por tales días. 
  6. Desvinculación de trabajadores en virtud de la causal establecida en el artículo 159 N°6 del Código del Trabajo, esto es, “Caso fortuito o fuerza mayor”. Si bien la DT no tiene facultades para pronunciarse al respecto, aclara que se debe tener presente que los cierres temporales de empresas son una situación transitoria, lo que determina que sea difícil que se configure la causal. 
  7. Cierre de empresas o establecimientos en forma preventiva. Respecto a estos casos, señala que es perfectamente posible adoptar esta medida. Sin embargo, si el cierre se adopta de forma unilateral por parte del empleador, se deberán seguir pagando las remuneraciones respectivas.