Publicaciones

Ley al día

Se publica ley que flexibiliza los requerimientos de acceso e incrementa los montos de las prestaciones del seguro de desempleo y perfecciona los beneficios de la Ley Nº21.227

07 Sep 2020

Introducción

Con fecha 4 de septiembre de 2020, se publicó en el Diario Oficial el proyecto de Ley N°21.263, que flexibiliza transitoriamente los requisitos de acceso e incrementa el monto de las prestaciones al seguro de desempleo de la Ley N°19.728 y perfecciona los beneficios de la Ley Nº21.227. Los aspectos más relevantes de la presente ley son los siguientes:

A.   Flexibiliza transitoriamente los requisitos de acceso e incrementa el monto de las prestaciones al seguro de desempleo de la Ley N°19.728

1.    La Ley N°21.263 dispone que los trabajadores afiliados al seguro de desempleo que se encuentren cesantes podrán acceder hasta el 31 de octubre de 2020, a las prestaciones con cargo a la Cuenta Individual por Cesantía y a los giros con cargo al Fondo Solidario, si cumplen con cualquiera de los requisitos del inciso primero del artículo 2 de la ley N°21.227 de Protección al Empleo, respecto al número de cotizaciones.

Accederán también a las prestaciones en las condiciones que indica esta ley, los trabajadores cesantes que reúnan los requisitos establecidos en el artículo 12 y en el inciso primero de artículo 24, de la ley 19.728, que establece el Seguro de Desempleo.

2.    Esta modificación legal, mejora las prestaciones que se paguen con cargo a los fondos de la Cuenta Individual por Cesantía, estableciendo que se calcularán sobre el promedio de las remuneraciones devengadas por el trabajador en los últimos 3 meses en que se registren cotizaciones, anteriores al término del contrato, conforme a lo siguiente: el primer mes un 70%, el segundo, tercer, cuarto y quinto mes un 55% y el sexto mes o superior un 50% del promedio de la remuneración. Cuando los recursos de la Cuenta Individual por Cesantía sean insuficientes, las prestaciones se financiarán con cargo al Fondo Solidario.

3. Por su parte, se establece que las prestaciones que se paguen con cargo al Fondo de Cesantía Solidario incluirán un máximo de 5 prestaciones en los porcentajes que a continuación se indican, los cuales se calcularán sobre el promedio de las remuneraciones devengadas en los últimos 3 meses en que se registren cotizaciones: el primer mes un 70%, el segundo, tercer y cuarto mes un 55% y el quinto mes un 45%. Además, estas prestaciones estarán afectas a valores superiores e inferiores para cada mes, conforme a lo siguiente: el primer mes un valor superior de $652.956 e inferior de $225.000, el segundo, tercer y cuarto mes un valor superior de $513.038 e inferior de 225.000 y el quinto mes un valor superior de $419.757 e inferior de $225.000.

Sin embargo, la ley determina que mediante decreto supremo dictado por el Ministerio de Hacienda, y suscrito además por el Ministro del Trabajo y Previsión Social, se establecerán los parámetros que permitirán, durante la vigencia de la presente ley, aumentar el porcentaje del promedio de remuneración del quinto giro, pudiendo llegar hasta un porcentaje del promedio de remuneración del 55%, en cuyo caso también deberá fijar el valor superior del beneficio, el que se incrementará proporcionalmente hasta llegar al valor de $513.038, en caso de que se incremente el porcentaje promedio de remuneración al límite máximo de 55% de ésta. Los parámetros a considerar serán, entre otros, las condiciones sanitarias y del mercado laboral, y las realidades regionales asociadas al impacto de la enfermedad COVID-19.

Esta ley además establece que los beneficiarios que estén percibiendo el quinto giro con cargo al Fondo Solidario,tendrán derecho, durante la vigencia de esta ley, a un sexto y séptimo giro de prestación, equivalentes a un 30% de la remuneración promedio. Asimismo, el porcentaje del promedio de remuneración del sexto y séptimo giro señalados, puede llegar hasta un porcentaje del promedio de remuneración del 45%, si se cumplen los parámetros establecidos en el decreto Supremo antes mencionado, en cuyo caso también se deberá fijar el valor superior de la prestación, el que se incrementará proporcionalmente y no podrá ser superior el monto indicado para el quinto giro según la tabla del inciso segundo del artículo 4to de esta ley.  

4. Los trabajadores cesantes que se encuentren afiliados al seguro de desempleo, y que no cumplan con los requisitos de acceso del artículo 12 de la ley 19.728, podrán solicitar solo las prestaciones con cargo a su Cuenta Individual por Cesantía, hasta el número de meses y en los porcentajes respectivos que alcancen a financiarse.

5. Durante la vigencia de esta ley y hasta el 31 de octubre de 2020, el acceso a las prestaciones del Seguro de Cesantía, se regirán por los porcentajes y valores de esta ley.

B.   Se perfeccionan los beneficios de la Ley Nº21.227. 

6. Durante la vigencia de la presente ley y hasta el 31 de octubre de 2020, la suspensión de contrato regulada en el artículo 2 de la Ley de Protección al Empleo, se regirán por las reglas señaladas en los puntos anteriores.

7. A su vez, los parámetros señalados en el inciso tercero del artículo 4º de la ley N°21.263, permitirán aumentar, durante la vigencia de esta, el porcentaje del promedio de remuneración del quinto giro que les corresponda a los trabajadores afectos a la ley Nº21.227, pudiendo llegar hasta un porcentaje del promedio de remuneración del 55%, en cuyo caso también deberá fijar el valor superior de la prestación, el que se incrementará proporcionalmente y no podrá ser superior a $513.038.

8. En caso de que las condiciones sanitarias lo ameriten y se cumplan los parámetros establecidos en el decreto señalado en el inciso tercero del artículo 4º, el Ministro de Hacienda mediante la dictación de uno o más decretos supremos, los que serán suscritos, además, por el ministro del Trabajo y Previsión Social, podrá aumentar el porcentaje del promedio de remuneraciones del quinto giro.

9. Asimismo, los parámetros señalados en el inciso tercero del artículo 4º servirán para determinar la potencial extensión de los giros a realizar con cargo al Fondo de Cesantía Solidario, otorgando un sexto y séptimo giro hasta el 31 de octubre de 2020. 

10. El decreto fijará el porcentaje del promedio de remuneración que se deberá considerar, el cual no podrá ser superior al 45%, y los valores superiores e inferiores del beneficio, los cuales no podrán superar los valores del quinto giro según la tabla del inciso segundo del artículo 4º, fijándose proporcionalmente.

11. En el caso de trabajadores a los que al mes de agosto del año 2020 les corresponda percibir el quinto giro con cargo al Fondo de Cesantía Solidario, conforme a la ley Nº19.728 o al Título I de la ley Nº21.227, el porcentaje del promedio de remuneración sobre el cual se calculará dicho giro será el 55%, ajustándose los valores superiores e inferiores conforme a la tabla del inciso segundo del artículo 4º, sin necesidad de dictarse el decreto supremo al que se hace referencia en dicha norma y en el inciso tercero del artículo 7º de la presente ley.

12.  Se establece, además, que el pacto de reducción temporal de jornada de trabajo podrá suscribirse hasta el 31 de julio de 2021

13.  Dentro del plazo de tres meses contado desde la publicación de la presente ley, y antes del término de la vigencia de las normas que se señalan en los literales siguientes, el Ministerio de Hacienda, mediante uno o más decretos supremos, suscritos, además, por el ministro del Trabajo y Previsión Social, podrá:

– Extender, a partir del día de su vencimiento, la vigencia de los beneficios y prestaciones establecidos en el Título I de la ley Nº 21.227, como, asimismo, otorgar derecho a giros adicionales con cargo al Fondo de Cesantía Solidario de la ley Nº19.728 en el evento descrito en el inciso primero del artículo 1 de la ley Nº21.227, en los términos y condiciones establecidos en la presente ley por un período máximo de cinco meses;

– Extender, a partir del día de su vencimiento, la vigencia de los beneficios y prestaciones establecidas en el Título II de la ley Nº 21.227, en los términos y condiciones establecidas en dicho cuerpo legal, por un período máximo de cinco meses, y

– Extender, a partir del día de su vencimiento, la vigencia de los beneficios y prestaciones establecidas en la presente ley, respecto de la ley Nº 19.728, por un período máximo de cinco meses.

Los referidos decretos supremos deberán dictarse en consideración de circunstancias objetivas, entre otras, las condiciones sanitarias del país, condiciones del mercado laboral o las realidades regionales asociadas al impacto de la enfermedad COVID-19.

14.  Los trabajadores acogidos a las disposiciones de los Títulos I y II de la ley Nº 21.227, de protección del empleo, podrán celebrar nuevos contratos de trabajo de carácter transitorio con otros empleadores, sin que por ello pierdan el vínculo laboral ni el pago de las prestaciones provenientes del seguro de cesantía.

15.  Se establece que en el evento que cesen los efectos de la suspensión de la relación laboral conforme la Ley de Protección al Empleo, los empleadores al momento de reintegrar a los trabajadores y trabajadoras no podrán discriminar en el trato ni establecer diferencias arbitrarias entre quienes hubiesen sido suspendidos sus contratos de manera unilateral por acto de autoridad, de aquellos que suspendieron sus contratos de común acuerdo.

C.   Disposiciones generales. 

16.  La presente ley entrará en vigencia a la fecha de su publicación en el Diario Oficial y regirá hasta el 31 de octubre de 2020. Sin perjuicio de ello, para efectos del acceso, cálculo y pago de los beneficios, se entenderá que esta entró en vigencia el primero de agosto de 2020.

Contacto

En caso de que requiera información adicional sobre esta materia, puede contactar a: Alfred Sherman (asherman@jdf.cl) y/o Felipe Ovalle (fovalle@jdf.cl)

JDF